INICEF

LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA. LA EXPRESIÓN DE UNA ARRAIGADA DESIGUALDAD DE GÉNERO

La Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, proclama, en su artículo 5, el derecho inalienable a no ser sometido a torturas, ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. El derecho a la vida es objeto, potencialmente, de reconocimiento evidente al tiempo que se consagra el derecho a la igualdad jurídica entre hombres y mujeres, esto es la igualdad de género, lo cual atribuye a las mujeres la titularidad de tales derechos, y es por esto que, su cuerpo, su integridad física y psíquica, son protegidos y amparados por la Declaración.

Es así como, la mutilación femenina -entiéndase por esta: todo procedimiento que suponga la extirpación parcial o total de los genitales externos femeninos, u otro tipo de lesión a los órganos genitales femeninos por motivos no médicos- indudablemente atenta contra la integridad física de la mujer, pues vulnera derechos humanos que están internacionalmente reconocidos y obliga a los Estados a ser garantes de su protección. El tipo de mutilación, la edad y la manera en que se hace la mutilación genital varían dependiendo de diversos factores, como el país en el que viva, el grupo étnico al que pertenezca la mujer o la niña, si se encuentra en un área rural o urbana y su origen socioeconómico.

Leí en algún lugar que la parte que se quitó a mi hija era para insensibilizar su clítoris. Para que no se vuelva promiscua al crecer y tenga un gran impulso sexual, dice Rizman (un hombre de Singapur) años después de haber sometido a su hija a la ablación.

Parte de su justificación en diferentes comunidades que la apoyan es que la consideran como un medio para controlar la sexualidad de las niñas o de salvaguardar su castidad. En cambio, otras obligan a las niñas a someterse a la mutilación, también conocida con el término de la ablación del clítoris, como un requisito previo al matrimonio o para tener el derecho de herencia. “En los lugares donde esta práctica es más frecuente, las sociedades suelen considerarla un rito de iniciación para las niñas. Ni el islam ni el cristianismo respaldan la mutilación genital femenina, pero es habitual que se utilicen discursos religiosos para justificarla.” (UNICEF, 2020)

Hay varios factores que contribuyen a que esta práctica esté tan extendida; sin embargo, sin importar en dónde se realice, lo cierto es que la mutilación genital femenina, es la expresión de una arraigada desigualdad de género, por tal razón, la OMS suplica activamente a los profesionales de la salud a abstenerse de realizar intervenciones de este tipo.

¿Y qué viene para la niña luego de la mutilación genital femenina? “La mutilación genital puede provocar la muerte. En el momento en que se lleva a cabo, pueden presentarse dolores, conmoción, hemorragias y daños en los órganos que rodean el clítoris y los labios. Posteriormente, puede producirse retención de orina y desarrollarse infecciones graves. La utilización del mismo instrumental en varias muchachas sin esterilizarlo puede provocar la propagación del VIH. Más a menudo, las infecciones crónicas, las hemorragias intermitentes, los abscesos y los pequeños tumores benignos del nervio que pueden provocar la clitoridectomía y la excisión producen malestar y un dolor extremo.” (Corte Interamericana de Derechos Humanos, 1998).

La mutilación genital femenina es un tipo de violencia de género que afecta de forma irreversible a la vida de niñas y mujeres, aspecto que se agrava en contextos de pobreza. Es una terrible violación de los derechos humanos que afecta la salud y el bienestar de millones de mujeres y niñas en todo el mundo, razón por la cual, es importante hacer un llamando a los Estados donde se permite esta práctica, y a la sociedad en general, a eliminar con urgencia ese flagelo, pues hacerlo tendrá un efecto positivo en la salud, la educación, el avance económico y en que la igualdad de género sea una realidad para las niñas y las mujeres que hoy lo viven.

 

Emanuel Contreras

 

Referencias

Corte Interamericana de Derechos Humanos. (1998). La mutilación genital femenina y los derechos humanos. Infibulación, excisión y otras prácticas cruentas de iniciación. Madrid (España). https://www.corteidh.or.cr/tablas/12056.pdf: Amnistía Internacional. Obtenido de https://www.corteidh.or.cr/tablas/12056.pdf

UNICEF. (septiembre de 2020). La mutilación genital femenina constituye una violación de los derechos humanos reconocida internacionalmente. Obtenido de https://www.unicef.org/es/protection/mutilacion-genital-femenina

 

 

 

Artículos relacionados

PREÁMBULO CONVENCIÓN INTERNACIONAL SOBRE LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS DE TODOS LOS TRABAJADORES MIGRATORIOS Y DE SUS FAMILIARES.
LA HOMOFOBIA, TRANSFOBIA Y BIFOBIA
EL DERECHO HUMANO A LA LIBERTAD RELIGIOSA O DE CULTO A PARTIR DE LA HISTORIA EN AMERICA LATINA
¿Cómo podemos utilizar nuestros derechos?
REFUGIO FUNDADO EN TEMOR DE PERSECUCIÓN: ASILO PARA COMUNIDADES LGBTI

El Doctor Ivan Dario Moreno es un catedrático, lingüista, teórico cultural, traductor, editor, diseñador instruccional, escritor y empresario. Nació en Bogotá, Colombia, en una familia de ministros cristianos quienes le enseñaron importantes valores humanos. ha realizado estudios en los Estados Unidos, Francia, Australia y Nueva Zelanda. Graduado profesional en Lenguajes y Estudios Socioculturales en la Universidad de los Andes (Bogotá-Colombia) con concentración en pedagogía de lenguas; además, es Magíster en Aplicación de las Nuevas Tecnologías en Educación de la Universidad de Barcelona Virtual; Doctorado (Phd.) en Diseño Instruccional y Tecnología en Keiser University en la Florida, Estados Unidos y actualmente cursa una Maestría en Harvard University. Ha realizado además diplomados y cursos de actualización en las áreas de: finanzas, lenguas extranjeras, traducción e interpretación. Ha enseñado en la Universidad de los Andes en Bogotá (Colombia), en la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá (Colombia), en la Universidad Estatal de Bogdan Khmelnitsky en Cherkasy (Ucrania) y en la Universidad Checa de Agricultura en Praga (República Checa). En el año 2013, fundó la universidad virtual Zion International University (ZIU), organización sin ánimo de lucro aprobada por la Comisión de Educación Independiente para las instituciones educativas de tipo religioso del Estado de la Florida, Estados Unidos. Actualmente, es el Gerente General de la editorial Bitway Internacional en Colombia, de la distribuidora Bitway International USA LLC y de la empresa de publicidad y medios audiovisuales Bitway Design Tech and Media en Colombia.